Camaradas locales

De nuevo el acuerdo tácito que desde el principio de la legislatura mantiene como un solo grupo a los conservadores del PP y al conservador de IZQ-IU para frenar cualquier acción que el Ayuntamiento de Fuenmayor con los Socialistas al frente pretenda hacer, se ha materializado.


Con el voto en contra de los camaradas (PP+IZQ-IU), el presupuesto para el 2009 no ha sido aprobado, pese a reflejarse en él las propuestas que ellos mismos habían presentado.

El objetivo está claro, hacer todo lo posible para que los Socialistas al frente del Ayuntamiento hagan lo menos posible; dicho de otra manera: “joder todo lo posible a los ciudadanos para luego echarnos la culpa de todos sus males”.

Su empeño es arduo, pero el emisario de Pedrone (a sueldo de su Gobierno) ha encontrado en el defensor de “la dictadura del proletariado” un fiel camarada en la estrategia diseñada en el Palacete Regional.

Con la negra intención de ahogar económicamente todo lo posible al Ayuntamiento, para que este no pueda mejorar los servicios que presta a los ciudadanos, impidieron con su voto conjunto, la actualización de los cobros municipales sin actualizar desde hace años, contradiciendo su discurso uno (IZQ-IU), y mintiendo los otros (PP) pues donde gobiernan como es la Comunidad Autónoma el partido popular nos ha subido los impuestos un 4,7%.

Esta estrategia conjunta les produce mal olor a muchos de los votantes de IZQ-IU y PP. Intentan disiparlo con actuaciones para la galería en las que se pretende exteriorizar la diferencia ideológica de este grupo de paralización, que no de oposición. Ejemplo: moción para retirar los símbolos franquistas, cuando desde la primera legislatura cuando no estaba de moda ya se retiraron todos del callejero y de los edificios públicos, por parte de las corporaciones progresistas, las socialistas; quizás se haga referencia a los símbolos que alguno de sus camaradas pueda tener en el salón de casa.


La realidad pese a lo que se quiera vender en la calle sobre política internacional, es que hay una gran camaradería, no solo de vinos, sobre todo de acción y estrategia conjunta, entre los que defienden el despido libre, apoyaron la guerra, y guardan un profundo silencio ante el genocidio de Gaza, y el otro.

Los Socialistas siguen trabajando por y para la ciudadanía, conseguimos pese a sus zancadillas entre otras actuaciones abrir el Centro Deportivo (nos alegramos de la gran afluencia de sus detractores, lo que demuestra que nuestros proyectos son para todos), y gracias al plan Zaparero se realizarán mejoras urbanas y nuevas instalaciones deportivas, cuyas obras darán trabajo y movimiento al comercio y la hostelería local.

de paseo por valoria. enero 2009

 
Z